viernes, 28 de diciembre de 2007
 | Enviar
Desde aquí queremos agradecer públicamente las numerosas felicitaciones que estamos recibiendo por el Belén construido por nuestra entidad para estas navidades de 2007.

Entre lo que nos indican es el buen acabado de las diferentes áreas y la gran diferencia con el del año pasado.

Una de las novedades que ha causado muy buena impresión es el desfiladero con el puente de madera y su cascada con agua, luz y humo.

La nueva distribución del pueblo, en donde hemos ampliado el concepto de ciudad amurallada, con las diferentes alturas, la distribución de las casas, fuentes, árboles y otros elementos, así como el nuevo acabado del suelo ha tenido una excelente acogida entre los visitantes y muy especialmente entre los aficionados del mundo del belén

También ha encajado muy bien la novedosa concepción de la montaña, con las casas-cueva y la buena integración de este conjunto con el resto del Belén, al enlazarlo con la huerta, con la fuente de María, con el río y con el portal. Aquí hay que destacar el nuevo colorido que se le ha dado a la montaña y al valle en donde se encuentra el rio

De igual forma el concepto del río, dentro de un valle es uno de los cambios sobre el del año pasado, que también ha gustado mucho.

El nacimiento es otra de las escenas que ha sufrido importantes cambio con respecto al anterior, la cual ha sido del agrado de todos los que lo han visto.

Evidentemente con este nuevo planteamiento, hay que añadir a todo lo anterior que ha ido acompañado de un aumento del espacio que ocupa el Belén en el casal, también hemos aumentado el pueblo con tres casas mas y se han reconstruido todas las del año pasado, dándoles un acabado y color totalmente nuevos, se ha añadido una fuente mas al conjunto, se ha ampliado el numero de figuras y el lavadero se ha diseñado nuevamente con una concepción totalmente diferente a la utilizada en nuestros anteriores construcciones y hemos confeccionado nuevamente todas las palmeras, utilizando una nueva técnica.

Pero todo ello nos ha obligado a sacrificar algunas cosas, ya que este año hemos tenido que suprimir el Palacio de Herodes y las pirámides del desierto al reducir su tamaño, al igual que ha ocurrido con la huerta que también ha tenido menos espacio.

Por ultimo hemos mantenido la iluminación en todas las casas, así como las antorchas en las puertas de las murallas y hemos incluido unas antorchas en el pasaje que une ambas partes de la montaña y se ha vuelto a cubrir los bajos de toda la construcción con el efecto de roca que ya hicimos el año pasado y que tanto gusta a todos los visitantes.

En breve incluiremos un amplio reportaje fotográfico.